A menudo se clasifica al síndrome de colon irritable como un trastorno funcional, es decir, que es una anormalidad primaria que afecta a la función fisiológica del cuerpo.

El Síndrome de colon irritable afecta a los intestinos y el estómago y es un trastorno común que afecta a un gran número de personas. Aproximadamente, entre el 10% y el 15% o más de la población sufre de este trastorno.

Se le conoce también por otros nombres como:

 

Es un trastorno complejo, cuyos síntomas no están claramente definidos y no se puede diagnosticar de una manera tradicional, tales como análisis de sangre, rayos X y otros.

Es causado por el mal funcionamiento del intestino o del sistema nervioso autónomo, que parece alterar la regulación de la motilidad del intestino o la función sensorial.

Uno de los sintomas de colon irritable es el dolor abdominal causado por los cambios en el patrón intestinal. Este trastorno no es tan grave como otras enfermedades como el cáncer, tumores cerebrales, etc, pero la incomodidad que causa en los pacientes es suficiente para perturbar su vida social.

Existen varios tratamientos disponibles para aliviar el trastorno y los síntomas que produce, entre los que se encuentran la medicación, dieta y otros medios naturales.

Efectivamente, los medicamentos no son la única manera de controlar los síntomas del  Colon Irritable (por lo menos, no en los casos más leves y moderados), y tienes a tu alcance otros medios naturales que te pueden ayudar en la curación de este síndrome.

Entre estos medios naturales te puedo citar el masaje de colon, la curación mente-cuerpo y una alimentación rica en fibra.

El masaje de colon lo puedes realizar estando acostado y doblando las rodillas o bien sentado en el inodoro.

Tienes que cerrar la mano derecha en puño y masajear suavemente el colon mediante un movimiento circular, cavando con los nudillos.Comienza en el cuadrante inferior derecho del abdomen y continúa haciendo movimientos circulares en la parte derecha de la caja torácica.

A continuación, haces lo mismo con el cuadrante izquierdo del abdomen y trata de llegar con el masaje hasta la ingle o el hueso púbico.

El objetivo de este ejercicio es, fundamentalmente, inducir el movimiento intestinal. Por eso se utiliza también para ayudar a aliviar los cólicos en los recién nacidos, ya que fuerza la salida de los gases, así como de las heces.

Pero tienes que tener la precaucuón de aplicar una fuerza minima al hacer este ejercicio a los recién nacidos o niños pequeños.

El otro tratamiento del que te hablaba es la curación mente-cuerpo y quizás te estés preguntando por qué aplicar este tipo de curación para controlar el síndrome de colon irritable.

Pues bien, sin entrar mucho en detalles, el sindrome de colon irritable causa a menudo tensión emocional y mental, y ésta, a su vez, agrava los síntomas del trastorno. Por ello, para aliviar estos síntomas, se pueden recomendar ciertas terapias de liberación somato-emocional.

Estas terapias se basan en la creencia de que los traumas a veces se almacenan en los tejidos del cuerpo y no sólo en la mente o el alma de los pacientes y por tanto tienen que ser eliminados para que ocurra la curación.

Estas terapias incluyen, por ejemplo, la terapia craneosacral, la acupuntura, el reiki, y otros tipos de ejercicios de energía curativa.

Por último, en el apartado de alimentación, el comer alimentos ricos en fibra es también una forma natural de controlar el Síndrome de colon irritable.

Pero con una precaución: asegúrate de incluir la fibra poco a poco en la dieta, pues el consumo de fibra de forma abrupta puede causar gases y puede desencadenarte los síntomas del colon irritable.

Otro consejo que te puede ser útil es anotar los alimentos que comes y ver la lista de alimentos que desencadenan los síntomas. Esto te ayudará a evitarlos en lo sucesivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *