La anemia puede ser un síntoma del colon irritable debido a la mala absorción de hierro, vitamina B12 o ácido fólico…

Ser anémica y tener colon irritable no es inusual y hay una razón lógica para ello. En primer lugar vamos a discutir la anemia y, a continuación, cómo se relaciona con el colon irritable y los problemas digestivos.

¿Qué es la anemia?

La anemia es un trastorno común de la sangre que es una disminución en el número de glóbulos rojos y/o
glóbulos rojos mal formados. Estas son las células de la sangre que transportan oxígeno. Si eres anémica,
entonces te sentirás cansada porque no estás entregando tanto oxígeno a tu cuerpo como alguien que no es anémico.

Hay muchos tipos diferentes de anemia, pero las más comunes se deben a deficiencia de hierro o deficiencia
de vitamina B12.

La anemia por deficiencia de hierro aparecerá en un recuento sanguíneo completo, como un recuento bajo de glóbulos rojos, hematocrito bajo y/o hemoglobina baja.

¿Cómo obtener hierro antes de convertirte en anémica?

El hierro se almacena en el cuerpo en una forma de proteína llamada ferritina. Los niveles de ferritina se
pueden medir con un simple análisis de sangre. La ferritina disminuye mucho antes de que la anemia por
deficiencia de hierro aparezca en un hemograma completo.

Por lo tanto, a menudo se puede prevenir la anemia por deficiencia de hierro controlando el nivel de ferritina.

Puedes tomar varios meses de suplementos de hierro para reconstruir las reservas de hierro.

Si eres anémica y tomas hierro sólo el tiempo suficiente para corregir la anemia, es probable que no hayas
acumulado tus reservas de hierro lo suficiente como para durar mucho tiempo.

Entonces es mucho más probable que vuelvas a ser anémica de nuevo en un futuro próximo, lo que por
supuesto hará que te sientas cansada. Esta es otra buena razón para comprobar tu nivel de ferritina.

*Nunca tome suplementos de hierro a menos que lo indique un médico

La automedicación con suplementos es común, pero el hierro puede ser tóxico para el hígado. Si tienes
síntomas de anemia o deficiencia de hierro, tu médico debe medir tu nivel de ferritina.

Medir la ferritina es la forma óptima para medir con precisión tu nivel de hierro para que tu médico pueda determinar si los suplementos de hierro son necesarios, y cuánto tiempo debes tomarlos.

¿Qué es la anemia límite?

No es raro que las personas informen que se les ha dicho que son anémicas al límite. En la mayoría de los
casos, no se les recomienda que tomen hierro. Lo que debes saber es que la anemia límite no es un término
técnico.

O eres o no eres anémica. Si se te ha dicho que eres anémica al límite, lo más probable es que si seas anémica.

Corregir este problema te ayudará a sentirte mucho mejor.

¿Qué pasa con la vitamina B12?

Si tu anemia se debe a una deficiencia de B12, entonces tomar B12 resolverá tu problema. Tu médico puede recetar inyecciones de vitamina B12, lo que mejorará el tratamiento y aumentará enormemente la cantidad de B12 que ingresa en tu cuerpo. La vitamina B12 también se almacena en el cuerpo, pero por desgracia, no es tan fácil de medir.

¿Qué tiene que ver esto con el colon irritable?

La pregunta importante que subyace a la anemia es: ¿Por qué tienes bajos niveles de hierro o vitamina B12?…La respuesta puede ser que no los absorbes bien.

Las personas con colon irritable y problemas digestivos relacionados, a menudo tienen problemas para absorber nutrientes.

Esto es particularmente evidente con la diarrea, que es claramente un problema de malabsorción. Sin
embargo, el estreñimiento puede también tener el mismo problema de absorción de nutrientes.

Esta es la razón por la cual muchas personas con colon irritable también sufren de anemia crónica.
Debido a que No están absorbiendo el hierro y/o vitamina B12 que está en su alimento.

Curar la anemia no curará tu colon irritable o viceversa

Debido a que los problemas digestivos pueden conducir a otros problemas como la anemia, corregir el colon irritable permite que el tracto digestivo se cure, lo que da como resultado una absorción mucho mejor de estos nutrientes.

También resultará en una absorción mucho mejor de otros nutrientes que no se miden tan comúnmente. El
resultado final es que no sólo resolverá tus problemas digestivos, sino que también resolverá en parte tu anemia.

Si tu anemia se debe a la mala absorción de nutrientes, el control de tu colon irritable te ayudará a ser menos
susceptible a la anemia.

Sin embargo, si no aumentas tu nivel de ferritina adecuadamente, puedes ser propensa a la recurrencia de la anemia y caer en un ciclo continuo de anemia. Es fundamental que tu anemia esté bajo control como parte de tu plan de tratamiento del colon irritable.

Si sufres de anemia relacionada con tu colon irritable y la prueba indica que los suplementos de hierro son necesarios, debes saber que no todos los suplementos son iguales.

Los suplementos de hierro de baja calidad son mal absorbidos y a menudo causan problemas digestivos como malestar estomacal y estreñimiento, y cuando tienes colon irritable esto es lo último que deseas sobre tus otros síntomas.

Referencia:

http://www.livestrong.com/article/474388-the-relationbetween-ibs-and-a-vitamin-b12-deficiency/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *