Ya sabemos que no existe una cura para el colon irritable. Lo que si hay son una variedad de tratamientos que
ayudan a aliviar los molestos síntomas, y que nos enseñan a hacerle frente de mejor manera a esta molesta condición…

El colon irritable presenta algunos retos diarios como el dolor, la incomodidad y diversas molestias. Por lo que
para aliviar esta condición es necesario aprender a cambiar nuestro actual estilo de vida.

Consejos para hacerle frente al colon irritable

1.-Conocer los factores desencadenantes y los síntomas.

El que hagas un seguimiento de tus síntomas es una herramienta muy útil. Debes llevar un diario en donde
anotes la fecha, hora y donde experimentaste los síntomas, que comúnmente son dolor de estómago, malestar, hinchazón, diarrea o estreñimiento.

Debes también anotar lo que estabas haciendo, cómo te sentías, y qué tipo de alimentos o medicamentos
consumiste antes y cuando aparecieron los síntomas.

Toda esta información va a ayudarte a ti y a tu medico a determinar qué es lo que desencadena tu colon irritable.

Al identificar los desencadenantes, se pueden tomar medidas razonables sobre una base sólida, tales como la modificación de la dieta para prevenir problemas y tomar el control de tu vida.

2.-Hablar abiertamente sobre el colon irritable.

Es bueno que sepas que alrededor de tres de cada cuatro personas con colon irritable experimentan depresión en algún momento y la mitad tendrán trastornos de ansiedad generalizada.

Por lo tanto no es bueno que estés sola/o en tu camino para aliviar el colon irritable. Debes buscar el apoyo de
familiares y amigos de confianza. Esto ayudará a que tus seres queridos sepan que el colon irritable es una
condición real, que podría afectar no sólo tu vida, sino la de ellos también.

En el trabajo, puedes hablar con un supervisor o colega de confianza acerca de esta condición para que sea más fácil para ti hacerle frente al trastorno. Tienes que hablar abiertamente y hacerles saber que cuando aparecen síntomas, muchas veces no tienes control sobre ellos.

Generalmente esto significa que tendrás que explicarles sobre qué va la condición, y al mismo tiempo puedes aprovechar a decirles que tienes un plan para lidiar con el colon irritable (toma de medicamentos o ir un par de veces al baño).

Es mejor enfrentar al colon irritable que tratar de evadirlo que puede ocurrir con los molestos síntomas. La
mayoría de las personas te darán su apoyo si tú eres abierta con ellos.

3.-Obtener apoyo.

Si no te sientes cómoda hablando con las personas que conoces acerca de tu condición, hay otras fuentes
que pueden ayudarte como los grupos de apoyo.

Pregúntale a los médicos, enfermeras, terapeutas y dietistas que se especializan en el colon irritable que grupos pueden recomendarte.

4.-Prepararse para situaciones difíciles o embarazosas.

Toma un poco de preparación y valor el hacerle frente al colon irritable, pero es necesario. No tienes por qué
tener miedo a salir.

Por ejemplo para algunas personas con intestino irritable es más cómodo, antes de salir o asistir a un evento, si hacen un poco de investigación, como puede ser conocer dónde está el baño público.

Si vas al cine, a una boda o a un concierto puedes sentarte en la parte de atrás o al final de la fila para tener un fácil acceso a los baños. Si vas a una cena, averiguar lo que está en el menú para que puedas previamente saber qué tipo de comida darán, y de ser una comida que te hace daño, puedes comer algo antes de ir a la cena para no
pasar hambre.

La aceptación de las situaciones embarazosas también va a ayudarte. Se honesta y permítete decir lo siento
pero no puedo, tengo una condición médica. Si no se lo dices a las personas, ellos pueden imaginar que las
razones de tu comportamiento son otras.

Recuerda que es humano tener vergüenzas, y las situaciones pueden no ser tan malas como tú piensas.

Para ti son situaciones difíciles pero la mayoría de personas están tan enfrentadas con sus propios problemas que muchas veces no se dan ni cuenta de los ajenos.

5.-Trata de reducir el estrés.

Las técnicas de relajación y meditación y otras de gestión del estrés también pueden ser útiles en el tratamiento de situaciones incómodas. Si todavía tienes problemas para lidiar con tu condición, habla con tu médico acerca de si el tratamiento es el adecuado para ti.

La psicoterapia es parte de un enfoque llamado terapia conductual. Otros tipos de este tratamiento incluyen la
terapia de relajación, hipnosis y la terapia cognitiva conductual.

Como puedes notar, hay muchas maneras de enfrentarse al colon irritable, sin embargo la mejor manera es aceptarlo y tratar de vivir tu vida junto a esta condición de la mejor manera y no tratar de esquivarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *