Es un hecho que las personas que sufren de colon irritable tienen su calidad de vida afectada debido a su
imprevisibilidad. Y por si esto fuera poco, esta condición puede ser la causa de varios problemas de salud adicionales, incluidas las hemorroides.

Mira a continuación lo que necesitas saber sobre la relación entre el colon irritable y las hemorroides.

Vínculo entre el colon irritable y las hemorroides

El colon irritable puede ser la fuente de muchas bromas, debido a que esta es una condición vergonzosa y molesta. Aquellos que la tienen saben muy bien que si además tienes hemorroides, el colon irritable solo las empeora, e incluso puede ser la causa de ellas.

El estreñimiento y la diarrea son síntomas comunes del colon irritable, y ambos pueden ser una causa raíz de
hemorroides o exasperar un problema de hemorroides existente.

La razón de esto es que el estreñimiento hace que los pacientes se esfuercen mientras usan el inodoro, lo que ejerce presión sobre las venas del ano y el recto, lo que agrava las hemorroides.

En el caso de la diarrea, sentarse demasiado tiempo en el inodoro, limpiarse demasiado y esforzarse puede provocar el desarrollo de las hemorroides.

Por lo tanto si sufres episodios de estreñimiento o diarrea, debes tomar medidas para aliviar los síntomas del colon irritable, incluidos algunos medicamentos (usarlos con moderación). Esto puede ayudar a prevenir el desarrollo de hemorroides o agravar las existentes.

¿Pueden los medicamentos para el colon irritable agravar las hemorroides?

La realidad nos muestra que algunos medicamentos utilizados para tratar los síntomas del colon irritable como el estreñimiento pueden agravar las hemorroides de un paciente.

Por ejemplo: la mayoría de personas que sufren de colon irritable comúnmente toman un laxante para aliviar los síntomas de estreñimiento. Sin embargo, es importante recomendarles que hagan un uso moderado, ya que puede empeorar los síntomas y provocar nuevas hemorroides.

Por lo tanto, es importante que el médico tome en cuenta la situación única de cada persona, y los ayude a recetar el mejor tratamiento para su colon irritable y de esta manera evitar que surjan otras afecciones, como las hemorroides.

Hay que estar atentos a los síntomas inusuales

Si bien el colon irritable y las hemorroides no aumentan por sí mismos el riesgo de cáncer u otros trastornos digestivo, es fundamental que las personas estén atentas de síntomas inusuales como:

Esto podría ser un signo de una afección más grave, como una infección intestinal. De experimentar alguno de los anteriores síntomas inusuales debes comunicarte con tu médico lo más pronto posible.

Sobre las Hemorroides

Muchas personas con hemorroides sufren en silencio durante bastante tiempo antes de hablar con un médico. Así que trata de no sentirte tan avergonzada cuando hables con tu médico, lo más probable es que haya visto a muchos otros pacientes con la misma queja.

En este sentido es bueno que sepas que hay dos tipos de hemorroides: externa e interna. Si se desarrollan protuberancias externas cerca del ano, pueden volverse muy dolorosas sobre todo si se forma un coágulo de sangre, por lo tanto pueden sangrar.

Las hemorroides internas como su nombre lo indica se desarrollan dentro del ano, y también pueden sangrar y sobresalir durante una evacuación intestinal.

Aunque no se conoce la causa del aparecimiento de las hemorroides, existen varios factores que contribuyen, como el envejecimiento, el colon irritable, el embarazo y la herencia.

La mayoría de personas con hemorroides gustan de probar remedios caseros o medicamentos sin receta para evitar acudir al médico. Desafortunadamente no siempre dan resultados, y cuando empiezan a ser un problema grave, hay que empezar por visitar al médico.

Tu médico debe ser capaz de realizar una revisión más general y recetar medicamentos (supositorios o analgésicos) que calmen el dolor o cremas para aliviar el picor producido por las hemorroides. Puede que también te aconseje incorporar a tu dieta alimentos ricos en fibra que ayudan a suavizar las heces.

Por ningún motivo debes tener vergüenza de contarle todas tus molestias y síntomas, porque cuánto más precisa y descriptiva seas, más probabilidades de que el tratamiento que te prescriba sea mejor.

Si tú medico siente que no está capacitado para tratar correctamente las hemorroides (por nivel de gravedad o por otra circunstancia), puede remitirte con un especialista.

*Como puedes notar no existe un vínculo específico entre tener una hemorroide y el colon irritable, más que el asociado a los síntomas (estreñimiento y diarrea), de lo cual hablamos arriba en este mismo artículo.

Finalmente, No hay un consejo específico que dar aquí, únicamente que trates tus hemorroides como lo harías normalmente, y prestes toda la atención necesaria a solucionar los molestos síntomas del colon irritable.

Referencias:

https://www.inxmedical.com/blog/connection-between-ibs-hemorrhoids/
http://www.ibssos.com/hemorrhoids.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *