Los investigadores han encontrado una conexión entre las migrañas y el colon irritable. Si sufres de dolores de cabeza y dolor digestivo, esto es lo que puedes hacer.

¿Qué son los dolores de cabeza por migraña?

Las migrañas son dolores de cabeza intensos que ocurren junto con otros síntomas desagradables en todo el cuerpo.
Estos síntomas pueden presentarse durante horas o incluso días. La experiencia de una migraña puede constar de cuatro etapas distintas. Aquí hay una breve descripción de los
síntomas de cada etapa:

Prodrómica: los síntomas de esta etapa generalmente se experimentan en los días previos al dolor de cabeza. Dichos síntomas pueden incluir estreñimiento, cambios de humor y antojos de comida.

Aura: Alrededor de un tercio de todas las personas que experimentan migrañas experimentarán un aura (síntomas neurológicos extraños), justo antes del inicio del dolor de cabeza. Los síntomas del aura son típicamente visuales (pérdida de visión, destellos de luz) pero pueden afectar otros sentidos.

Dolor de cabeza: esta etapa se caracteriza por dolor, generalmente palpitante, con posibles náuseas, vómitos y sensibilidad a los estímulos (luz, sonidos, olores). El dolor puede ser en uno o ambos lados de la cabeza. Otros síntomas de esta etapa incluyen mareos y visión borrosa.

Postdrómica: esta es la etapa de recuperación. Después de un ataque, muchas personas informan sentirse agotadas y fatigadas.

Las migrañas tienden a ser recurrentes y una gran variedad de factores desencadenantes pueden desencadenar un
ataque de migraña, entre las cuales tenemos:

Cambios hormonales, esfuerzo físico, cambios en el sueño, estrés y ciertas bebidas, alimentos y aditivos alimentarios.

Las razones siológicas detrás de las migrañas aún no son bien entendidas por los cientícos, pero hay evidencia de que la genética puede jugar un papel en la vulnerabilidad de una persona al desarrollo de migrañas.

Los tratamientos existentes para las migrañas se centran en tratar de prevenir la aparición de una migraña o aliviar el dolor y otros síntomas de un ataque de migraña.

Migrañas y trastornos gastrointestinales

Hay una gran variedad de problemas de salud que a menudo coexisten junto con las migrañas.

Es interesante ver que los investigadores buscan posibles asociaciones entre las migrañas y trastornos
gastrointestinales como: la enfermedad celíaca, la gastroparesis, el cólico infantil, la enfermedad inamatoria
intestinal (EII) y el colon irritable.

La relación entre el colon irritable y las migrañas

El colon irritable es un trastorno crónico común con dolor o malestar abdominal, diarrea, estreñimiento o ambos.

Muchos pacientes con colon irritable, especialmente mujeres, también reportan síntomas no relacionados con la
digestión como fatiga, dolor muscular, alteraciones del sueño y disfunción sexual.

Para algunos, los síntomas del colon irritable y las migrañas golpean al mismo tiempo. Durante los ataques de migraña, algunos pacientes también tienen trastornos gastrointestinales asociados, como náuseas, vómitos, dolor
abdominal y diarrea.

Otros pacientes con migraña también reportan síntomas de colon irritable entre ataques de dolor de cabeza. Si tienes
colon irritable y migrañas, no estás sola.

Las estimaciones de superposición entre los dos problemas de salud varían del 25 al 50%. Aunque los dos son
problemas de salud muy distintos, comparten muchas características similares.

Por ejemplo: ambos trastornos tienen más probabilidades de afectar a las mujeres que a los hombres. Ambas
condiciones aumentan tu riesgo de tener también los siguientes problemas de salud: el síndrome de fatiga crónica, la depresión, la bromialgia, el insomnio y la cistitis intersticial.

¿Por qué la conexión entre las migrañas y las alteraciones digestivas del colon irritable?

Los investigadores todavía no tienen una comprensión clara de las razones por las cuales las personas desarrollan un
problema de salud en sí mismas y, por lo tanto, hasta el momento no existe una comprensión clara de por qué podría
haber una superposición entre las dos.

Algunas de las áreas investigadas tienen que ver con la genética, los factores de riesgo psicosociales, la disfunción del sistema nervioso central y el papel de las bacterias intestinales.

He aquí algunas posibles razones de la conexión entre el colon irritable y la migraña:

Algunos investigadores rastrearon el vínculo con un sistema nervioso genéticamente sensible que se vuelve demasiado vigilante, lo que con el tiempo puede llevar a padecer ambas afecciones.

El estrés también inuye en la conexión entre la cabeza y el intestino. Esta conexión mente-cuerpo es real y puede inuir mucho en la salud. Un jugador especíco es la serotonina (sustancia química producida en el cerebro y los intestinos).

La serotonina es un importante neurotransmisor del tracto gastrointestinal que desempeña un papel relevante en el
colon irritable, así como en la migraña.

El papel de las bacterias intestinales es intrigante. Es relativamente fácil imaginar cómo una alteración en la
composición de las bacterias intestinales puede contribuir a los síntomas gastrointestinales.

Sin embargo, los investigadores están descubriendo que esa alteración también está asociada con muchos problemas de salud en todo el sistema.

Cuando se trata de migrañas, se teoriza que un desequilibrio en las bacterias intestinales puede afectar el funcionamiento del sistema inmune, causando la liberación de sustancias inamatorias que luego actúan sobre ciertas células nerviosas desencadenando el dolor de cabeza y otros síntomas de migrañas.

Esto puede ser particularmente probable si la persona tiene una mayor permeabilidad intestinal. Estos mismos
problemas, el desequilibrio de las bacterias intestinales (disbiosis) y el aumento de la permeabilidad intestinal se
han asociado con el colon irritable.

Debe quedar claro que cualquier relación entre la disbiosis, el aumento de la permeabilidad intestinal, el colon irritable y los dolores de cabeza por migraña son todas teóricas. No existe, hasta el momento, ninguna evidencia sólida de tales conexiones.

¿Qué puedes hacer para romper la conexión entre el colon irritable y la migraña?

Hay pocas recomendaciones respaldadas por la ciencia sobre lo que puedes hacer, pero las siguientes, son algunas
medidas que puedes tomar para ayudar a controlar ambas afecciones.

Desestresarte

A medida que el estrés y la ansiedad aumentan, también lo hacen los episodios de colon irritable y dolores de cabeza
por migraña. Para ayudar a reducir el estrés, intenta identicar y desactivar las fuentes, como las nanzas, el trabajo o las relaciones.

Evita los mecanismos de afrontamiento no saludables como fumar, beber alcohol, consumir drogas y comer en exceso.

En cambio, debes comer de forma saludable, dormir lo suciente, hacer ejercicio regularmente y beber mucha agua.
Tómate un tiempo para las cosas que disfrutas, como leer un libro o una revista, escuchar música, dar un paseo y otras actividades para reducir el estrés, como el ejercicio aeróbico, la meditación y el yoga. Si te sientes abrumada, habla con un profesional de salud mental.

Considera la medicación

Debido a que la serotonina desempeña un papel en el colon irritable y las migrañas, los medicamentos que ayudan a
mantener los niveles de serotonina en el cerebro pueden ayudar con ambas afecciones. Lo mejor es consultar con tu
médico para que recete los medicamentos adecuados.

Edúcate

Cuanto mejor comprendas tu colon irritable y tus migrañas, y lo que los desencadena, menor será la ansiedad que
experimentarás en torno a tu dolor y otros síntomas, lo que conducirá a que te sientas mejor.

Si tiene preguntas especícas sobre tu colon irritable o dolores de cabeza por migraña, puedes investigar en línea a
través de sitios conables o consultar a tu profesional de la salud.

Cuida tu dieta

Tanto con migrañas o con colon irritable, los alimentos y las bebidas pueden desencadenar los síntomas.

Para el colon irritable, el asesoramiento dietético incluye evitar los productos lácteos, los alimentos grasos, la cafeína
y los alimentos que producen gases (como los frijoles y las verduras crucíferas).

Para las migrañas, los factores desencadenantes potenciales incluyen el chocolate, el vino tinto, el café, los quesos curados y el aditivo alimentario GMS (glutamato monosódico).

Llevar registros detallados de lo que comes y cómo te sientes después puede ayudarte a identicar los factores
desencadenantes de los dolores de cabeza y los síntomas del colon irritable.

Cuando se trata de controlar la migraña y el colon irritable, los diferentes tratamientos funcionan distinto para todas las personas. Como primer paso para encontrar alivio para los síntomas de ambas afecciones, lo más recomendable es hablar con tu profesional de la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *