Durante un momento íntimo, lo último que preocupa a la mayoría de las personas es si tendrá que interrumpir su excitado estado de ánimo y correr de emergencia al baño. Pero si tienes colon irritable, probablemente te preocupes por ello.

Colon irritable y las preocupaciones en la intimidad

Una de las grandes preocupaciones de las personas con colon irritable (y es comprensible), es experimentar
síntomas de dolor, hinchazón o gases en el momento menos oportuno. Preocupa también que tengas que pasar más tiempo en el baño que en la cama.

El tener un molesto dolor intestinal y el miedo de tener que ir al baño o de sufrir un accidente durante un momento íntimo, seguramente afecta algo más que solo a la intimidad, puede afectar a toda la relación. Una vida sexual con intestino irritable puede ser una proposición desalentadora.

Sin embargo, dado que el funcionamiento sexual saludable es una parte importante de la condición humana,
es esencial que no renuncies a tu vida sexual debido al colon irritable.

Los síntomas del colon irritable son una preocupación, pero el impacto emocional de la enfermedad puede empeorar las cosas aún más. De hecho, la mayoría de las repercusiones de lidiar con esta condición son psicológicas más que físicas.

Así que para poder disfrutar de la intimidad, es importante tratar tanto los factores emocionales como los
síntomas físicos del colon irritable.

¿Se pueden manejar los síntomas del colon irritable para que no afecten tu vida sexual?

Los síntomas del intestino irritable pueden ser manejados, por lo que no debes sentir que es algo que tienes que soportar. Si no has comenzado a trabajar con un médico, hazlo ya, y comienza a obtener asesoría médica, lo cual es muy importante.

Tu médico es el encargado de recomendarte alguna terapia que funcione para ti, pueden ser cambios en la dieta, técnicas de manejo del estrés, medicamentos, u otras estrategias, todo con el fin de ayudarte a manejar los síntomas del colon irritable.

Puedes también probar los siguientes consejos que te ayudarán a disminuir el riesgo de síntomas cuando planeas tener encuentros íntimos.

Consejos para reducir el riesgo de sufrir problemas de colon irritable al tener sexo

-Alerta alimentaria

Averigua si tu intestino irritable está relacionado con determinados alimentos y elimina esos alimentos de tu dieta, especialmente en los días en que está planeando esos encuentros de intimidad.

-Medicamentos

Si encuentras que ciertos medicamentos ayudan a aliviar el dolor, la diarrea, el gas y el estreñimiento, tómalos para prevenir los síntomas y darte tranquilidad.

-Manejar el estrés

Aprende técnicas de manejo del estrés para ayudarte a relajarte. Aprende a concentrar tu mente en el disfrute de la intimidad en lugar de tus miedos y ansiedades. Prueba la visualización, y otras técnicas para ayudarte a relajarte.

-El ejercicio físico

El ejercicio físico regular también puede ayudar a controlar el estreñimiento y aliviar el estrés. Te sugerimos leer este artículo: ¿Puede el ejercicio aliviar los síntomas del colon irritable?

-Importancia de la comunicación íntima

Es probable que hablar con tu pareja te ayude a sentirte más cómoda y menos ansiosa en situaciones íntimas.

El colon irritable es una condición bastante común, así que el simple hecho de no ocultárselo a tu pareja y tener que preocuparte de que vaya a descubrir que tienes esta condición, puede ayudar a relajarte y quitar algo de presión.

De hecho, la clave para tener una vida sexual plena aun teniendo intestino irritable, es a través de la comunicación abierta de tus necesidades y miedos con tu pareja. La verdadera intimidad proviene de compartir tus pensamientos y sentimientos más íntimos. Aunque puede ser incómodo hablar sobre tus síntomas intestinales con tu pareja, hacerlo solo servirá para acercarlo.

Sé que lo anterior suena muy bonito, pero que hay de aquellas parejas sexuales que no son comprensivas…

Si tienes una relación comprometida a largo plazo con una pareja que no te apoya, es posible que necesites asesoramiento en pareja, para ayudarlos a volver a abrir líneas de comunicación más sanas.

Si solo estás saliendo con un compañero no solidario, este simple hecho debería ser una bandera roja. Si la otra persona es incapaz de atender tus necesidades emocionales y físicas desde el principio de la relación, probablemente no sea una buena perspectiva para un compromiso a largo plazo.

Herpes genital y estreñimiento

Un estudio dirigido por la Universidad de Yale ha mostrado relación entre el estreñimiento y el herpes. El hallazgo, publicado en Cell Host & Microbe (ver abajo las refinerías), podría ayudar a los pacientes con enfermedades gastrointestinales crónicas sin causa clara como el sii.

Las personas infectadas con herpes han reportado síntomas aparentemente no relacionados, como estreñimiento y retención urinaria. El equipo de investigación dirigido por el profesor de Inmunología en el Instituto Médico Howard Hughes Akiko Iwasaki, decidió investigarlo en modelos de ratones infectados con el virus del herpes simple-1, la causa dominante de herpes genital.

Estos investigadores encontraron que el virus del herpes se disemina desde los genitales a los nervios en la médula espinal y luego a las neuronas en el colon, matándolas. El daño a las neuronas del colon impide el movimiento de los alimentos a lo largo del tracto digestivo, lo que lleva a un colon ampliado o inflamado y a la enfermedad.

Si bien los efectos en ratones son distintos de lo que ocurre en las personas con herpes, el estudio revela un proceso de enfermedad no reconocido anteriormente.

«La principal conclusión es que hay una infección inesperada en las neuronas en la pared del colon después de la infección por herpes», señala Iwasaki.

Consideraciones finales sobre el colon irritable y las relaciones sexuales

El asesoramiento individual o de pareja para discutir tus temores y el impacto de tus síntomas en la relación, puede ayudar a lidiar con los diversos aspectos del intestino irritable y la intimidad sexual. Lo que no ayuda es solo seguir preocupándote.

Convertirte en alguien ansiosa, deprimida, enojada…todas estas cosas, no hacen nada para resolver el problema de intestino irritado y tu intimidad. Lo recomendable es ver a un terapeuta para aprender a manejar tus síntomas físicos y las preocupaciones emocionales.

El sexo no es algo que deba causar ansiedad. Simplemente debe ser algo que te gusta. Pero el miedo a que tu colon irritable actúe puede convertirlo en un momento de ansiedad a menos que aprendas a manejar tus síntomas y tus miedos.

Trabajar en los componentes emocionales y físicos del colon irritable pueden sacarte del baño, entrar en el dormitorio y disfrutar plenamente de las relaciones sexuales de nuevo.

Referencias:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *